PRM: culpas y costos

0

PRM: culpas y costos

Con el juego fallido de apostar a la división del PLD para allanarse el camino al poder, la oposición política del país -que ahora encabeza el PRM- no ha podido agenciarse la mayoría que necesitaría para ganar unas elecciones nacionales, quedando siempre “como perico en la estaca” o con el consuelo de ejercer “el derecho al pataleo”.

Como los errores y las flaquencias que antes se achacaban a la izquierda y que ahora capitaliza el PRM lucen ser los mismos, las cosas apuntan a que de nuevo los que descansan su triunfo en una división por el choque de liderazgo entre Danilo y Leonel podrían quedarse “con el moño hecho”, y la historia repetirse.

No es verdad que cuando el tema de las primarias y en la imposición de Camacho en la Cámara de Diputados, el PRM logró con éxito “pescar en río revuelto” ni jugar su mejor carta en dichas coyunturas.

Y es que el costo político de esos dos traspiés fue tan alto, que descalifican a la organización para liderar la oposición, por evidenciar inconsistencia y falta de coherencia entre lo que dice y lo que hace (¿).

La dualidad en el PRM no es solo porque lo lideren Abinader e Hipólito y haya dos “líneas”, sino porque las posiciones y el accionar del partido como institución ayudan poco a crear el factor confianza indispensable para vender y encontrarle mercado a un proyecto presidencial de cambio y de diferencia.

Por lo pronto, del PRM haber rechazado una oferta oficial para que Pacheco presidiera la Cámara, no debió dejar por la libre a sus diputados, porque los 25 que marcaron su voto por Camacho, sin necesitarlos, no agregaban a la confrontación peledeísta, pero sí legitimaban una elección que rompía unas reglas de juego que, por lo menos, ayudaban a la tranquilidad político-institucional en el Congreso, que al parecer de nuevo podría entrar en riesgo.

Eso lleva a pensar que los perremeístas que votaron por la reelección de Camacho hubieran hecho lo mismo, de haberse sometido al controversial proyecto de “reforma” para “habilitar” al presidente Medina.

¿Qué ganaba con eso el PRM, que no fuera la mancha de hacer causa común, o el que, por decisiones políticas sin excusas válidas a la vista, le vinculen de nuevo con el sector del PLD-gobierno que, con el control de la organización política fundada por Bosch y prácticamente de todo el aparato del Estado, ha querido modificar la Constitución e imponer las reglas que considere, aunque no tenga el consenso acostumbrado de la sociedad?. Eso se ve y tiene su alto costo

Camparte este artículo

Acerca del Autor

Deja un comentario

tres × 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Newsletter Powered By : XYZScripts.com
------------------------------------------